jueves, 5 de marzo de 2009

The Flight of the Phoenix



- Existe gente imbécil?
- Definitivamente, si
- Los hombres forman parte de la gente?
- Por supuesto!
- Entonces, los hombres son imbéciles?
- En un aplastante 99,5%
- Y ese 5% que se salva, dónde está?
- Criando malvas.

Hay muchos hombres que no aman a las mujeres. Ni las respetan. Necesitan de su fortaleza, alimentar su ego sintiéndose protectores o aprender de ellas, pero no las consideran.

Los hombres que no aman a las mujeres suelen, con una desfachatez sin parangón, utilizar el mismo patrón de conducta para relacionarse con ellas, sin reparar en que, más pronto o más tarde, esas mismas mujeres a las que desprecian, acabarán por hartarse de sus repetitivas pautas.

Los hombres que no aman a las mujeres son los primeros en jurar amor eterno y en prometer la luna, sin estar dispuestos a mantener el uno ni acercarse a la otra.

Los hombres que no aman a las mujeres son egocéntricos, inmaduros y pusilánimes.

Los hombres que no aman a las mujeres inventan subterfugios para no amarlas.

Creía tener desterrados a semejantes individuos de mi vida, pero una vez más me doy cuenta de que son como las malas hierbas o el pulgón. A poco que te descuides invaden el jardín, lo ponen todo perdido y por mucho que podes, fumigues o pases el rastrillo, aparecen de nuevo y con más fuerza si cabe.

Las llamas se alzan fieras formando un círculo. Las alas del ave me rodearán protectoras hasta arder por completo. Y de las cenizas de nuevo me alzaré, como el Fénix, con más fuerza y más ímpetu, mientras incinero dolor y tristeza.


Photobucket

3 comentarios:

Bibi Donna dijo...

Bastante de acuerdo con tu visión de los hombres.
Palabra de hombre ;)

Scott St. James dijo...

Ostras!!!
Debo entender que el 99,5% de las mujeres son unos seres equilibrados y diáfanos, ángeles del cielo, criaturas que tienen controlado su ego y saben amar sobre todas las cosas????
Por cada hombre que no ama a una mujer, hay una mujer que no ama a los hombres querida Kaos. No entiendo los términos absolutos a los que te refieres, aunque me gusta por otra parte que te expreses con pasión.
Pero vamos, que una mujer puede ser tan increible y absolutamente superficial, previsible, cruel o vengativa, en un porcentaje considerable, como para perder la fe en el género femenino. De todas maneras yo no hago distingos, de ambos lados he recibido palos y parabienes, y tanto mis amigos como mis amigas son seres a los que quiero con todas mis fuerzas.
Personalmente, yo no concibo estar al lado de una mujer o un grupo de personas que perseguimos lo mismo sin entregarme al 100%, y pobre del que desperdicie su vida en engaños, tropelías, mentiras y sin ser consciente de lo que supone establecer una relación íntima con una mujer u hombre, y digo pobre porque solo me inspiran una compasión muy grande al pasar por esta vida como ceros a la izquierda.
Cuidate mucho, mi querida Kaos.

Kaos dijo...

No querido Scott, no es eso. Ni todas las mujeres son maravillosas y estupendas ni todos los hombres son unos capullos integrales, pero cuando escribo de forma apasionada, como tu dices, todos van en el mismo saco, que es una forma mucho más fácil de escribir que el ir abriendo paréntesis continuos para especificar que se salva éste o aquel.

Yo no tengo demasiada fe en la raza humana, sea del sexo que sea; de la quema salvaría a muy poquitos y aún así los pasaría por el tamiz antes de enviarlos al cielo o al infierno. Entiendo la amistad al igual que tu y también por ese motivo me he llevado muchos sinsabores, porque por mucho que uno se considere amigo, no tiene porque ser recíproco, cierto?

Los hay que, sencillamente, sobreviven, que es lo peor que existe.

kss 4 u