viernes, 31 de julio de 2009

Blindside

Hacía mucho tiempo que no me sentía tan identificada con un álbum. Poco a poco iré poniendo las canciones de esta mujer.



La imagen del reloj marca las 5:59

En menos de una décima de segundo los números saltarán del minuto 59 al 60 y empezará a sonar la música.

La cámara va retrocediendo para mostrarnos al hombre durmiente mientras en la radio despertador se escucha la voz del locutor: -Bien, excursionistas. Arriba! Despertad y no olvidéis los descansos porque hoy hace frío!-

Al protagonista le sucede algo anormal. Cada mañana se despierta con la misma música, las mismas frases y las mismas situaciones se van desarrollando a lo largo de la jornada. El mismo pueblo. Así día tras día hasta que aprende a ser persona.

A estas alturas no hace falta deciros el título de la película, verdad?

No os gustaría que a algunos les sucediera exactamente lo mismo que al personaje de la cinta hasta que aprendieran a comportarse, a hacer bien las cosas? Porque no sirve una disculpa si se va a reincidir en idéntico comportamiento una vez y otra vez y otra vez...

Son los hechos los que cuentan, no las palabras. Estas, por dulces y embriagadoras que sean, no son más que humo que se lleva el viento.

Podemos imaginarlo todo, predecirlo todo, salvo hasta dónde podemos hundirnos.

No me gusta lo que se siente cuando los torpedos te alcanzan y sabes que, por mucha agua que achiques, el barco zozobrará y acabará hundiéndose.

Cuento hasta dos
salto al vacío
picado, elevación, derrape
peralte de curva celeste
rayas divergentes
autopistas oníricas
confunden la mente
lámparas de sodio
con fundidos circuitos
regurgitan sombras
estornudan cirios
Lumbre hierática
pábilo errante
cumbre coronada
cera que no arde

Disonancias de una Lamia



Photobucket

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho la imagen de este post. Me gusta mucho, mucho. Es más, bajo maldición, amparando por los díscolos dioses olvidados, me la guardaré.

Es una cazadora de demonios.

Kaos dijo...

toda tuya