sábado, 22 de agosto de 2009

La Vérité



La verdad es inclemente, la verdad es perturbadora y en la mayoría de los casos, dolorosa. Decimos que queremos saber la verdad pero, es cierto? La verdad es lacerante, en el fondo no queremos saberla, sobre todo cuando tenemos la seguridad de que va a tocarnos de cerca. A veces decimos la verdad porque es lo único que podemos brindar. Otras porque necesitamos escucharla en voz alta para ser conscientes de ella, a veces la expresamos porque no podemos más y en ocasiones porque sentimos que se lo debemos a alguien.

No es cierto que la gente quiera saber la verdad. Aunque sea "nuestra" verdad y pueda no coincidir con otras verdades. Que a veces es preferible callarse y no decir la verdad de lo que piensas? quizá, no digo que no, pero en mi actual estado, pedirme diplomacia es como pedirle a un troll que decore su cueva de color rosa y además cultive flores.

La sinceridad más absoluta puede reportarnos algunos quebraderos de cabeza. Desde perder amigos hasta que la persona que cinco minutos antes te estaba diciendo que pretende casarse contigo no quiera volver a saber nada más de ti. Son riesgos que debemos estar dispuestos a correr por esgrimir la verdad.

Yo suelo expresar "mi" verdad. O mis creencias. No son un dogma, no están en ningún libro. Son, simplemente. Mis opiniones, mis verdades, mis sentimientos acerca de algo o de alguien. Y pueden variar. O puedo mantenerme firme como el peñón de Gibraltar por muchos monos que habiten en él.

No nos gusta que nos digan las verdades. Menos aún si no son las que queremos oír. Lastiman y nos vuelven irascibles. En la mayoría de los casos, contraatacamos sin piedad para contrarrestar el dolor que nos provocan. Hay gente para la que el sentido de la verdad está tan distorsionado que jamás aceptarán una que venga de boca ajena. Solo ven la suya, sin entender que existe un infinito número de verdades, una para cada uno de nosotros.

Perspectivas diversas. Prismas distintos. Criterios desiguales.

Ni verdad absoluta ni razón pura.


Photobucket

No hay comentarios: