miércoles, 5 de agosto de 2009

The moon is blue



Hoy es noche de luna llena.

Esa luna a la que se contempla intentando desentrañar los misterios de su cara oculta, anhelando vivir en ella o pidiéndole deseos que pocas veces nos concede. Luna de encantamientos y hechizos, luna de saladas lágrimas por lo perdido, de ensoñaciones diurnas y noches insomnes. Luna de arena y mar, de besos consentidos y abrazos demenciales.

Yo solía vivir en la luna... tenía arrendado un discreto rincón donde componía odas, clavaba agujas en muñecos de cera y los espejos vestían luto para no convertirme en piedra al verme reflejada en ellos. Era diosa, reina y emperatriz de mi caverna; en noches de plenilunio, por un extraño sortilegio, la cueva convertíase en castillo y desde lo alto de sus almenas vislumbraba a los moradores de vecinas galaxias. Nunca les invité a mi palacio de nieblas y espectros, temía que al poner el pie en el foso, al cruzar el rastrillo, se desvaneciera el embrujo y contemplaran la humildad de mi morada, pero el hecho de no sentirme aislada en el universo era sobrado motivo para sentirme feliz.

Hasta que una fría noche llamaron a mi puerta. El funcionario traía un sobre lacrado. Lo abrí con manos temblorosas. La orden de deshaucio planeó hasta el suelo.

Desde entonces, habito en las brumas errantes, entre vigílias y oscuridades sin nombre.

Por eso, en noches como ésta, alzo la vista hasta el que fue mi hogar, implorando retornos, invocando recuerdos, suplicando sonrisas dichosas y fotografías de atardeceres marinos.


Cuerdas de acero rojo
discípulas del mal
llamas incandescentes
sujetas a la piel
la tuya flambeada
la mía congelada
al unísono parpadean
en mudo crepitar
Almas de penumbra
corazones paralíticos
sexos recubiertos
de hierro y hormigón
extremidades anudadas
lenguas que se buscan
dedos que recorren
la muerte en la pasión

Disonancias de una Lamia

Photobucket

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No puedo escuchar la canción. Esos muzicons... ! No sé, varias veces no me han dejado escuchar la cancioncilla. Pero supongo que es Frank Sinatra, no? Fly Me To the Moon, me equivoco? Así acaba una de las series anime manga más infumable, fumables y locas, Neon Genesis Evangelion.

Es verdad, la luna está brillante, luminosa, parece más que nunca un rostro, una cara sonriente, yo que sé, está hermosa, nuestro satélite colgando en los cielos. Y ahí una estrella, cerca de la Luna, sí, en serio, si sales al balcón o a la ventana y ves la Luna, mira hacia tu izquierda, hay una estrella que parece que se mueve de arriba, abajo, abajo y arriba.

Muy bonitas las disonancias de una lamia, cada vez me gustan más.

qué calor.

Kaos dijo...

es la versión de Diana Krall
http://www.goear.com/listen/3c86819/Fly-me-to-the-moon-diana-krall

He subido al terrado a verla. Tumbarse en el suelo y contemplar la luna y las estrellas...

Mi disonancia de hoy está dedicada, como el post y la canción.

Anónimo dijo...

Tus disonancias de una Lamia, ¿eres tu la Lamia? interesante, ese relato de ciencia ficción, ¿pero lo has empezado o es está cociendo a fuego lento? y estos tres o cuatros últimos posts que no tienen desperdicio algo, me gustan, no sé que demonios parece, está muy bien. Estás muy inspirada. Joer, qué suerte!

Me he quedado sin cocacola. Seguiré comiendo ganchitos....

Kaos dijo...

Ya dije que Disonancias de una Lamia sería muy personal. Si, la Lamia soy yo y las disonancias aparecen a gran velocidad.

El relato de ciencia ficción va, poco a poco pero sigue adelante, el nudo es lo más complejo, pero acabará por salir.

La inspiración es producto del estado anímico, supongo que alternar entre odiarse, odiar al mundo y la tristeza provocan estos paréntesis de escritura compulsiva.

yo no como, igual eso también ayuda con las alucinaciones...

Anónimo dijo...

¿Te parece comida combestible unos ganchitos? No sé yo, a veces pienso que me gustaría que gusanos atrofiados devorando mi cerebro destruido. ¿Y si dejo de comer, veré cosas maravillosas, cosas más allá de Orión y cerca de la Puerta de Tannhäuser? Por qué ya enanos rollizos flotando, han desaparecido. Horror, terrible horror! Oh dios mío, qué calor hace, acabaré derritiéndome como un mutante.

¿Estados anímicos y inspiracion, eh? Estoy abnegado, tan feliz en una balsa sin agua, como si estuviera en un desierto y aún sabiendo que delante mío hay un oasís, nunca lo alcanzaré. ¡Tú por lo menos escribes, estás escribiendo, joer! Felicidades, suerte! A ver si tus disonancia provocan alteraciones en la genética humana.

cuánto más escribes, más nos transformaremos en lagartos los seres humanos. Estamos predestinados, es nuestro próximo escalón en la evolución.. así que escribe, suelta disonancias, es música para los oídos, es una sinfonías.

FFFFFFFFFfffffuuuuuuubbbbufff!

Dos clavos en las sienes y electridad, necesito electricidad, corrientes eléctricas!

Fffffffffffffffubbbbbbbbbbbufff!

Cocacola.

Kaos dijo...

No me parecen comida ni bebida comestible para ciertas horas...

No, si dejas de comer no verás todo eso, ni siquiera volverán los enanos rollizos. No lo sé, yo tampoco tengo soluciones.

Es posible que, en lugar de dirigir la mirada hacia fuera, la interiorizaras y encontraras todo aquello que andas buscando?

El oasis está ahí delante, solo que no llegarás nunca por no querer dar unos pocos pasos más y serás otro cadáver enterrado en la arena. Si escoges la resignación como camino, bien, es tu opción.

Cuanto más escriba yo más lagartos habrá en el mundo? No sé si darme prisa en crear otro escrito o dejar de escribir para siempre, voy a dudarlo un poco.

En cualquier central eléctrica y también en los hospitales psiquiátricos estarán encantados de proporcionarte lo que pides ;)

Sigue descuidándote...