domingo, 25 de octubre de 2009

Author! Author!



Estado de hoy: En un país multicolor, nació una abeja bajo el sol...

Mi pingüino estelar y yo nos fuimos al cine. Si George Clooney puede tener un cerdo, porqué no voy a poder tener un pingüino?

Photobucket


"The Imaginarium of Dr. Parnassus" de Terry Gilliam. Si perteneció a los Monty Phyton, es normal que tenga un peculiar sentido humorístico, no? Una fantasía sobre sueños, un monje que apuesta con el diablo por las almas y un elenco de actores que más de un director querría para sí. Qué pérdida la de Heath Ledger! Pero Johnny Deep, Jude Law y Colin Farrell juegan bien su baza en las escenas que rodaron sustituyendo a Ledger y ensalza la imaginación de Gilliam el hecho de que reinventara esas escenas para que parezca hecho a propósito.

"Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina". Qué título más largo, por favor! La primera parte estuvo más que bien, con un par de escenas que no aparecían en el libro pero no desmerecían en nada la película. De la segunda parte no se puede decir lo mismo. Sabemos que es difícil adaptar a la gran pantalla seiscientas páginas y que hasta es cosa común que desaparezcan momentos que puede que a nosotros nos parezcan interesantes, pero si en lugar de abolir algunas lo que haces es inventarte otras, vamos mal. De todas formas, si se ha visto la primera parte, no se puede quedar uno sin ver la segunda. Ni la tercera.

A raíz de comentarios realizados tanto en materia cinematográfica como en el ámbito literario, diré que hoy en día todo quisqui se erige en crítico feroz. Lo malo de esto es que no critican una película o una obra con conocimiento de causa, sino que lo hacen por "haber oído" que era tal o cual. Mi pregunta es: si un crítico opina que una película es mala, aunque nos haya llamado la atención, no iremos a verla por el hecho de que él lo diga? Y si opina que es lo mejor que se ha hecho, correremos a comprar la entrada? Es posible que no estemos de acuerdo con su valoración, ya sea ésta positiva o negativa. No tenemos criterio propio? Parece ser que no. Es tan fácil caer en el aborregamiento... Los críticos no son dioses. También yerran. Pero nada, para todos aquellos que crean que lo que dicen es palabra de dios, espero que también obedezcan el día que les manden tirarse desde un séptimo.

Peor todavía son los comentarios de cierta niñata petulante en cuestiones de literatura. No solo critica o ensalza a diestro y siniestro, sino que ni siquiera permite que se esté en desacuerdo con su opinión, sin tener en cuenta que todos tenemos la nuestra. Sus reseñas de libros son lamentables, con una redacción que deja bastante que desear y su lenguaje es vulgar por decir algo. Quizá es que nadie le ha dicho que estaría más mona dedicándose a otros menesteres y que deje la crítica literaria a gente con más maña a la hora de escribir (y que conste en acta que no lo digo por mí, que paso de reseñar nada, que para eso se tiene que ser objetivo y a servidora los libros la abducen demasiado para ofrecer una visión imparcial), aunque tampoco tengamos que estar de acuerdo con el juicio que nos ofrezcan, por supuesto.

Se acabó criticar por hoy. Si los demás critican a placer, yo no puedo criticarles a ellos?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

recomiendame un buen libro.

Kaos dijo...

Recomendar lectura es peligroso, porque puede que no tengamos los mismos gustos pero...
Si no lo has leído aún "El nombre del viento", de Patrick Rothfuss

Anónimo dijo...

seguro que es brutal.
gracias.