domingo, 9 de mayo de 2010

La ciudad de los prodigios II

Y cambié de barrio.

El ensanche tiene fincas espectaculares pero, entre los modernistas, hay una casa de Puig i Cadafalch que siempre me ha gustado. Aquí se la conoce como "Les Punxes"

Photobucket

Photobucket

Lo que poca gente sabe es que en una de las almenas de la casa, hay un mosaico de Sant Jordi, con una leyenda "Sant Patró de Cataluyna, torneu-nos la llibertat" (Santo Patrón de Cataluña, devolvednos la libertad). Ya por aquel entonces éramos un poco díscolos...

Como reza el autor del libro, -esta proclama de tono independentista nunca mereció la atención de los ojos franquistas, tan proclives a suprimir cualquier signo de catalanismo. Y es que mirar al cielo era y es otra costumbre poco habitual-

Photobucket

Del Eixample, al Clot

En la fachada de una antigua fábrica de paraguas, el original anuncio de la rana

Photobucket

El Parc del Clot, con su acueducto-cascada

Photobucket

Y su escultura "Ritos de primavera" de Bryan Hunt.

Photobucket

No sé si escribía o dibujaba, pero se le veía tan a gusto...

Photobucket

Aquí tengo que decir que quería encontrar la Plaça de les Fonts en el Pg de Santa Coloma pero la gente no conoce su propio barrio. Mira que pregunté y pregunté, pero nadie supo decirme cómo localizarla.

Manuel Azaña comentó en su día que Barcelona debía ser bombardeada cada 50 años para domar el carácter rebelde de sus ciudadanos. Y Barcelona ha sido bombardeada muchas veces, entre 1697 y 1714, por el general Espartero en 1842 y dos años continuados entre 1937 y 1939.

Una prueba de ello es la bomba de la calle Sócrates, en Sant Andreu.

Photobucket

Pese a todo, seguimos siendo un "reducto" indomable

Photobucket

De Sant Andreu a Horta, un barrio aún con mucho sabor de pueblo

Photobucket

En la calle Aiguafreda, los antiguos lavaderos.

Photobucket

Photobucket

Las mujeres de Horta lavaban la ropa de la gente adinerada de la ciudad. Es de entonces el dicho catalán "Tanta roba i tan poc sabó, i tan neta que la volen" (Tanta ropa y tan poco jabón, y tan limpia como la quieren)

Photobucket

De Horta, al barrio más hippy: Gràcia

En la Plaça del Sol, un reloj ecuatorial que necesitas dios y ayuda para interpretar. Si además están los monitores de los escoltas tocándose los huevos y no te dejan ni fotografiarlo a gusto, la cosa se complica más aún.

Photobucket

Ayer era el día del comercio en la calle, y me encontré con la calle Gran de Gràcia de esta guisa

Photobucket

Anécdota: Han reformado el McDonald's. Tanto que la gente se asoma a las cristaleras para mirar hacia dentro y te sientes mono de feria.

Para finalizar el recorrido me trasladé de la zona hippy al barrio más "pijo": Sarrià-Sant Gervasi.

Claro que a priori no se notaba una gran diferencia. Las carpas eran las mismas y la música de Ketama y Manu Chao despistaba un poco. Pero no os equivoquéis, los precios no son los mismos.

Photobucket

Las bravas del bar Tomás bien se merecen la foto

Photobucket

Finalizando el recorrido insólito, la Plaça de Sant Gaietà, que tampoco conocen ni los más viejos del barrio, quizá porque está demasiado bien escondida.

Photobucket

Ahora ya conocéis alguno más de esos rincones ocultos de la ciudad. Próximamente, una nueva entrega.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Las fotos están hechas con la Canon, supongo...?

Kaos dijo...

Si, están hechas con la Canon :)

Anónimo dijo...

¡Menudo cambio!

Bueno, con la otra también hacías maravillas, pero sin lugar a dudas, sinceramente, tú ves la vida a través del objetivo.

La has probado en condiciones ;)

Y quiero más.

Omar dijo...

Interesante recorrido, tanto el I como este segundo.
Saludos.

Kaos dijo...

Me queda aún mucho por descubrir de mi ciudad, y mucho por aprender sobre fotografía :)